Escrita por Ing. Andrea Heins* 08 Junio 2021

Hoja de Ruta para el Fomento de la Cogeneración en la República Argentina

Desde AQUI, podrá acceder a los Documentos

 

La cogeneración es la producción conjunta y secuencial de energía eléctrica y energía térmica útil -calor o frío-, a partir de una misma fuente de combustible. Los sistemas convencionales de generación de electricidad conocidos como “centrales térmicas” o “termoeléctricas” producen la energía eléctrica a partir de combustibles como el gas natural, diesel o fueloil, y presentan diversas eficiencias según la tecnología utilizada y el tamaño de las centrales. Una de las características que presentan es que parte de la energía contenida en el combustible la disipan en forma de calor, sin ser aprovechada. La cogeneración permite utilizar dicho calor capturándolo y aplicándolo en procesos que lo demanden y que se encuentren en el mismo sitio de la generación eléctrica. Si bien no existe una única tecnología de cogeneración -su selección depende del proceso industrial en el que se inserte- una de las formas más habituales en que se recupera el calor es produciendo vapor que se utilizará de diferentes maneras dependiendo el caso -puede ser para calentamiento de productos, fuerza motriz o utilización directamente en los distintos procesos productivos-.

 

Independientemente de la tecnología de cogeneración que se utilice, en todos los casos involucra un incremento de la eficiencia total. Esta eficiencia total a la que hacemos referencia representa la cantidad de energía que se obtiene en forma de electricidad y calor respecto de la energía que ingresa al sistema a través del combustible. Por ejemplo, para las mismas producciones de vapor y electricidad la cantidad de gas natural que se necesita en un proceso de cogeneración podría ser -en promedio- un 28% menor al gas requerido en una instalación de turbina de gas y caldera convencional.

 

La cogeneración es una solución conocida y madura para dar respuesta a una demanda creciente de energía, la cual maximiza su eficiencia cuando se tienen en cuenta los requerimientos térmicos y eléctricos desde las primeras etapas de definición de los proyectos. A nivel internacional, el tema se ha desarrollado en numerosos países y los beneficios obtenidos son concretos y se encuentran ampliamente difundidos. Argentina no es ajena a este tema, presenta un potencial de cogeneración que hasta el momento se encuentra desaprovechado, no porque se desconozcan los beneficios de la tecnología, sino por diferentes cuestiones de contexto, que se analizan en este reporte. A modo de cuantificación del potencial se estima que, si se aprovecharan las oportunidades de cogeneración que presentan los sectores de pulpa y papel, aceites y petroquímica, el potencial de ahorro de energía primaria sería del orden de 768 kTEP/año (setecientos sesenta y ocho mil toneladas equivalentes de petróleo al año), lo que representa un 27% del consumo total de energía primaria de los sectores mencionados, un 6,4% del consumo total de energía de todas las industrias del país, y un 8% de todas las importaciones de gas natural del año 2017. Asimismo, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) evitadas asociadas exclusivamente al ahorro de energía primaria (AEP) mencionado ascienden a 1.59 MtnCO2eq/año (un millón quinientas noventa mil toneladas equivalentes de dióxido de carbono al año), lo que representaría sacar de circulación cada año 330 mil vehículos de pasajeros, o plantar 2700 hectáreas de Bosques de Eucaliptos y su crecimiento por 12 años.

 

En este reporte se presentan los diferentes análisis realizados para el desarrollo de una “Hoja de Ruta integral para el fomento de la Cogeneración en la República Argentina”. Estos análisis incluyeron la identificación de los actores relevantes, el contexto actual las principales barreras para promover la cogeneración en Argentina; las tecnologías de cogeneración disponibles y los beneficios asociados a su implementación; el impacto de una mayor penetración de la cogeneración en el país, estimando el ahorro de energía primaria asociado y las emisiones de GEI evitadas. Se realizó también un relevamiento de las principales empresas proveedoras de tecnologías y equipos de cogeneración. Considerando los puntos mencionados y el análisis de los antecedentes internaciones en la materia se desarrolló una propuesta de regulación a nivel nacional para el fomento del tema. Finalmente, se presenta una hoja de ruta de implementación que considera aspectos regulatorios, una propuesta de organización institucional, actividades de difusión, formación de capacidades, incentivos financieros y actividades de monitoreo y evaluación, que permitan desarrollar las medidas de fomento en el marco de una política pública integral en el mediano y largo plazo. 

 

*La Ing. Andrea Heins es experta en el area de la eficiencia energética, y co-autora de los documentos que aquí se presentan.

  • Compartir artículo