Escrita por Ing. Alejandra Romano. 29 Julio 2021

Publicamos el informe final del Balance de Usos Finales de la Energía de los "Muy Grandes Consumidores" del sector industrial argentino

DESDE AQUI, podrá acceder al documento

 

El Balance de Usos Finales de la Energía (BEU), llamado también Balance de Energía Útil, consiste fundamentalmente en estimar el consumo de energía final o neta por usos de la energía – iluminación, calor, fuerza motriz, frío, etc.- en los distintos sectores socioeconómicos. Esta información, dado que no es posible registrarla con las estadísticas tradicionales sobre energía, se obtiene a partir de la realización de encuestas sobre consumos y usos de la energía en los sectores de consumo final, la Industria en este caso.

 

El uso de la energía reviste importancia central para los estudios de demanda y requerimientos de energía, ya que es lo que vincula a la energía con las necesidades de las personas y de los procesos productivos. Es por aquí por dónde debe comenzar el análisis energético para luego avanzar, aguas arriba de los flujos energéticos, hacia la producción de las distintas fuentes secundarias en los centros de transformación, el intercambio con el exterior del sistema -país o región-, la producción e intercambio de energía primaria, para llegar finalmente al estudio de las reservas y potenciales energéticos del país o región.

 

Además, el BEU permite obtener con mayor precisión el consumo de energía por fuentes en cada sector de consumo y también el consumo de las fuentes no comerciales. Otra cuestión de importancia es que se obtienen los consumos de energía desagregados por subsectores y grupos homogéneos de consumidores, también de suma relevancia para analizar la demanda en función de la racionalidad de éstos.

 

Adicionalmente, el BEU estima los consumos de energía útil. La energía útil es la energía final o neta -es decir la que ingresa a la unidad de consumo en un periodo determinado- a la que se le deducen las pérdidas en la conversión final de la energía en los diversos artefactos y equipos de los usuarios finales.

 

Finalmente, otra utilidad importante de los BEUs es para el análisis de los procesos de sustitución entre fuentes energéticas y para la estimación de los potenciales de ahorro de energía por mejoras de eficiencia en los equipos de consumo final.

 

Según información del BEN 2017 de la SE, la Industria manufacturera consumió 12.623 ktep, lo que representó el 19,7% del consumo final o neto total de Argentina. En este trabajo se encuestaron solamente los establecimientos Muy Grandes (los mayores) consumidores de energía de la industria: 345 establecimientos consumieron 7.615 ktep, lo que representa el 70% del total del consumo del sector Industria.

 

En el siguiente gráfico se presenta la estructura del consumo de energía neta o final por usos en los Muy Grandes establecimientos. Se observa que el 75,1% del consumo se destina a Calor Directo y Vapor, mientras que el 15,4% corresponde a Fuerza Motriz fija.

 


Participación de Usos el Consumo de Energía Final de los establecimientos Muy Grandes – Año 2017 (%)

Fuente: Elaboración Propia

 

Mas Información: https://www.eficienciaenergetica.net.ar/bneu.php 

 

 

  • Compartir artículo